publicidad

Análisis: Canon EOS M3

highres-eos-m3-1jpg_1423217188

Canon ha lanzado la tercera revisión de su compacta de sistema (la M2 no llegó a comercializarse en España) dispuesta a atajar las críticas que afirmaban que había fabricado una cámara de este tipo sin tomársela realmente en serio. Veamos si realmente  a la tercera va la vencida.
¿Qué tiene de especial este modelo? Para empezar, su rendimiento. Más que grandes números o alguna característica especialmente llamativa, su verdadero encanto radica en un conjunto de calidades muy compensado y un funcionamiento impecable en todo momento y situación. Por apariencia y tamaño pasaría por una cámara más, pero es al ponerla a prueba cuando uno se da cuenta de que estamos ante una compacta de 24,2 megapíxeles con un sensor CMOS de gran tamaño (22,3 x 14,9 mm) y un potente procesador DIGIC 6. Equipada con el veloz sistema de enfoque CMOS Híbrido III y 49 puntos AF, la M3 tiene una respuesta instantánea y seis veces más rápida que la primera Canon M. Primera prueba superada, ya que el autofocus era precisamente uno de los puntos donde flaqueaba la primera EOS M.

Cuenta con un eficaz sistema de limpieza integrado EOS y ha sido diseñada para montar objetivos EF-M, aunque puede usar también EF y EF-S gracias al adaptador EF-EOS M. Durante esta prueba se ha utilizado un Canon EF-M 18-55mm f/3.5-5.6 y hemos quedado muy sorprendidos con el resultado, así que con una óptica más profesional la calidad de imagen debería ser incluso mejor. La nitidez de las fotografías es superior a la de la gran mayoría de las compactas y hay que reconocer que se defiende muy bien en condiciones de escasa iluminación. En ISO altos los JPEG no están excesivamente procesados y hay que recordar que cuenta con Raw.

Manejable y con un diseño muy práctico, incluye una pantalla táctil abatible que permite apuntar y disparar con un solo toque. Lo único mejorable de este modelo es la falta de un visor integrado, pero se puede adquirir el visor electrónico Canon EVF-DC1 y conectarlo a la zapata del flash.

WI-FI y vídeo de calidad
La oferta de modos es correcta, pero con la posibilidad de configurar casi todo a nuestro gusto. El manejo en los modos manuales es excelente, aunque el modo inteligente que elige la mejor escena en cada caso, funciona muy bien. Es fiable en el balance de blancos y a la hora de reproducir colores, y muy correcta en la medición de las exposiciones, aunque en algunas ocasiones tiende a la sobreexposición.

La M3 graba vídeo 1080p a 24, 25 y 30 fps en formato MP4 y permite toda clase de ajustes manuales e incluso desenfoques parciales. Además, cuenta con conectividad Wi-Fi

Puntuación Desglose


Características
9
Construcción
9
Calidad de imagen
9
Calidad/precio
8

Opinamos…

Una compacta de gran calidad, muy compensada y capaz de ofrecer un excelente rendimiento en cualquier circunstancia. El precio, aunque acorde a lo que ofrece, es bastante alto.
8.8
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más