publicidad

Análisis: Huawei Mate 10

bodegon_black

El nuevo Mate de Huawei está fabricado en metal con terminaciones en cristal, lo que le confiere un diseño con un gran atractivo. La parte delantera está destinada casi por completo a la pantalla, con unos marcos muy reducidos. En la zona inferior se sitúa el lector de huella dactilar, más práctico que en la parte trasera y en la zona superior está ubicada la cámara frontal. En el lado derecho encontramos tres botones para subir y bajar el volumen y el botón de apagado/encendido. Estos últimos sobresalen lo justo, sin que por ello se pierda un ápice del tacto que indica con claridad cuándo han sido pulsados. En la base se encuentra un altavoz y el puerto USB-C, y en la parte superior la clásica y deseada entrada de auriculares de 3,5 pulgadas y un práctico transmisor infrarrojo que funciona con total fiabilidad y que nos permitirá utilizar el Mate 10 para controlar el televisor, el sintonizador de televisión, el equipo de audio, el aparato de aire acondicionado o cualquier dispositivo que funcione por infrarrojos. El Mate 10 además tiene una clasificación IP53, por lo que no se puede sumergir pero sí puede usarse sin problemas con lluvia ligera o estar sometido a salpicaduras esporádicas.

Aunque hasta ahora casi todo lo que hemos dicho del Mate 10 es positivo, tenemos que decir que no nos gusta mucho como se quedan marcadas las huellas de los dedos, tanto en el protector de pantalla que viene incluido de serie como en la parte posterior del teléfono, aunque esto último se puede evitar al usar la funda que se incluye en la caja (casi todos usamos una funda) pero no ocurre lo mismo con el protector de pantalla. Esto es algo en lo que Huawei debería trabajar para mejorarlo en próximos modelos.

El Mate 10 estará disponible en los colores Pink Gold, Champagne Gold, Mocha Brown y Black (rosa, dorado, marrón y negro).

Las novedades

El Mate 10 cuenta con la misma cámara que el modelo Mate 10 Pro, con objetivo f/1.6, y además incluye el nuevo chipset Kirin 970, repleto de componentes punteros. Si a ello añadimos una batería de 4.000 mAh, una entrada de auriculares de 3,5 mm y la ranura de tarjeta microSD (estas dos últimas ausentes en el modelo modelo Pro), su atractivo empieza a resultar claro. También se sitúa en un buen puesto con relación a la competencia de otras marcas, pues prácticamente tiene las mismas configuraciones de almacenamiento, resolución y memoria RAM que el Samsung Galaxy S8, el Galaxy S8 Plus o el LG V30.

El tamaño de pantalla también sigue siendo el mismo que el del Mate 9, manteniendo unas proporciones prácticamente iguales y la misma relación de aspecto 16:9, pero con una resolución mayor, ya que pasa de Full HD (1920×1080) a QHD (2560×1440). Respecto al acabado, en el Mate 9 éste era totalmente metálico y ahora se pasa a una combinación más elegante: cristal y metal. El lector de huellas también cambia de posición, situándose ahora en la parte delantera, mucho más cómodo, aunque algunos usuarios prefieran que siga situado en la parte trasera.

Mate-10_Gold-Front-and-Back-696x755

El tamaño de pantalla, las proporciones y la relación de aspecto 16:9 son prácticamente iguales a las del Mate 9, pero con una resolución mayor, ya que pasa de Full HD (1920×1080) a QHD (2560×1440).

Otro de los aspectos más importantes y también una de las principales motivaciones a la hora de comprar un teléfono móvil es la cámara. Como nos viene acostumbrando Huawei desde hace tiempo, cada modelo integra un sinfín de mejoras que convierten a sus terminales en una de las mejores opciones del mercado para aquellos a los que les importa la fotografía. Ahora la cámara, avalada con las ópticas de la marca Leica, mejora notablemente con aperturas f/1.6 (antes f/2.2) en sus dos objetivos posteriores, que ahora, además, cuentan ambos con una resolución de 20MP en las dos cámaras (en el Mate 9 la resolución era de 20 y 12MP).

Otra de las novedades más importantes, y que traerán cola, es que Huawei ha integrado componentes de inteligencia artificial en la interfaz de la cámara, que ahora dispone de detección inteligente e inmediata de escenas que además, aprende cómo dispara el usuario y optimiza los resultados en función de ello.

Como no podía ser de otra forma, el Mate 10 incluye la última versión Android 8.0 Oreo, que se complementa a la perfección con la interfaz personalizada de Huawei: EMUI 8. Este es uno de los primeros terminales del mercado en contar con la última versión del sistema operativo Android, algo que supondrá un claro elemento diferenciador de Huawei con respecto al resto de su competencia.

Otra de las características más interesantes e innovadoras es la capacidad del Mate 10 para poder transmitir a un televisor o monitor y crear un escritorio EMUI, con la posibilidad de utilizar un teclado y un ratón, algo que habíamos visto con Samsung DeX o Microsoft Continuum. Los resultados son francamente sorprendentes, lo hemos probado a fondo y podemos asegurar que es una de las mejores opciones que hemos visto, aunque aún le queda mucho camino que recorrer ya que la compatibilidad con apps de terceros y la modificación del tamaño de las ventanas no son su fuerte, y la compatibilidad con apps nativas es más limitada. Para poner en marcha esta experiencia tan sólo hace falta un asequible cable de USB-C a HDMI.

EMUI8 MATE 10 2

Otra de las características más interesantes e innovadoras es la capacidad del Mate 10 para poder transmitir a un televisor o monitor y crear un escritorio EMUI, con la posibilidad de utilizar un teclado y un ratón. Para poner en marcha esta experiencia tan sólo hace falta un asequible cable de USB-C a HDMI.

La avanzada lista de prestaciones se completa con uno de los elementos más importantes en cualquier móvil: la batería, que sigue siendo de 4.000 mAh, pero con una mayor optimización que le asegura una mayor autonomía. Menos importants, pero interesante también es la transmisión de infrarrojos (gracias a la cual es posible controlar utilizar el Mate 10 como un mando a distancia, actuando sobre el televisor, el equipo de música o el decodificador de televisión, entre otros). Los 64 GB de almacenamiento con 4 GB de memoria o la ranura de tarjeta microSD es algo habitual ya en cualquier modelo.

 Y dura y dura…

No es sorprendente que, con una batería de 4.000 mAh, el Mate 10 dure mucho tiempo. La capacidad es la misma que la del Mate 9, pero la autonomía ha mejorado de forma significativa. No resulta tan longeva como la del Mate 10 Pro, pero aguantará toda una jornada sin agotarse. Para ello Huawei incluye muchas opciones de ahorro de energía en la configuración, desde los modos tradicionales que desactivan procesos en segundo plano, hasta la elección de resolución de la pantalla, que permite utilizar modos de menor consumo 1080p o 720p. Para alcanzar la autonomía superior a un día es importante activar el brillo automático.Con una batería de 4.000 mAh el Mate 10 dure mucho tiempo. La capacidad es la misma que la del Mate 9, pero la autonomía ha mejorado de forma significativa. No resulta tan longeva como la del Mate 10 Pro, pero aguantará toda una jornada sin agotarse.

BatteryModel

Con una batería de 4.000 mAh el Mate 10 dure mucho tiempo. La capacidad es la misma que la del Mate 9, pero la autonomía ha mejorado de forma significativa. No resulta tan longeva como la del Mate 10 Pro, pero aguantará toda una jornada sin agotarse.

Por lo demás, hay que tener en cuenta que no es posible recargar de forma inalámbrica (una característica que ofrecen cada vez más teléfonos de gama alta), pero cuenta con el mismo sistema de carga rápida que anteriores modelos, una maravilla que no cambiaría por nada.

Cámara, pantalla y sonido

Como el Mate 9, el nuevo modelo dispone de dos cámaras, pero con mayor resolución, ya que una dispone de un sensor de color de 20 MP con estabilización óptica de imagen, y otra con un sensor monocromo de otros 20 MP sin estabilización. Las dos lentes cuentan con una apertura f/1.6, con lo que se consigue un magnífico rendimiento en las peores condiciones de luz. Con una iluminación media y baja, el procesamiento y el detalle de las imágenes es bastante bueno, hay grano, pero éste alcanza un adecuado equilibrio entre detalle y reducción de ruido. A esto hay que añadir que tanto el enfoque como la precisión del color son excelentes, si bien la tendencia a sobreexponer un poco y el rango dinámico inferior al de otros modelos, como por ejemplo el Google Pixel 2 XL, hacen que, pese a ser una de las mejores opciones actuales en el mercado, se sitúe ligeramente por debajo de los principales contendientes cuando se cuenta con una buena iluminación.

Como el Mate 9, el nuevo modelo dispone de dos cámaras, pero con mayor resolución, ya que una dispone de un sensor de color de 20 MP con estabilización óptica de imagen, y otra con un sensor monocromo de otros 20 MP sin estabilización. Las dos lentes cuentan con una apertura f/1.6, con lo que se consigue un magnífico rendimiento en las peores condiciones de luz.

El Mate 10 dispone de dos cámaras, pero con mayor resolución, ya que una dispone de un sensor de color de 20 MP con estabilización óptica de imagen, y otra con un sensor monocromo de otros 20 MP sin estabilización. Las dos lentes cuentan con una apertura f/1.6, con lo que se consigue un magnífico rendimiento en las peores condiciones de luz.

Otras opciones interesantes son la nueva función “zoom AI”, con la cual es posible recrear un zoom digital o el detalle de las fotografías macro, es realmente sorprendente en comparación con los mejores terminales del mercado. El enfoque automático también está muy logrado y, a diferencia de otros modelos, como el Google Pixel 2 XL, dispone de un enfoque manual para facilitar el trabajo, lo cual supone un elemento diferenciador y una importante ventaja para los aficionados a la fotografía. Los modos de pintura con luz convierten al móvil en una cámara de bolsillo para entusiastas, y el modo de documento convierte al Mate 10 en un auténtico escáner móvil, ideal para poder compartir o almacenar, en cualquier momento, el documento deseado.

Detalle macro 1024

La nueva función “zoom AI”, con la cual es posible recrear un zoom digital o el detalle de las fotografías macro, es realmente sorprendente en comparación con los mejores terminales del mercado.

Destaca el bonito efecto de bokeh que desenfoca el fondo y ofrece algo más de flexibilidad que sus rivales o la funcionalidad manual tanto en fotografía como en vídeo, siendo posible elegir una velocidad de obturación manual de 30 segundos a vídeo manual con resolución 4K. Los modos semiautomáticos son otro de los acierto, proporcionando un modo nocturno inteligente que monta tomas de una escena para crear imágenes dinámicas.

cof

El bonito efecto de bokeh que desenfoca el fondo y ofrece más de flexibilidad que sus rivales y permite composiciones más interesantes.

Los resultados de la cámara frontal de 8 MP son asimismo buenos y cuenta con grabación de vídeo 1080p y apertura f1.9, aunque aquí está por detrás de algunos de los modelos de la competencia.

Y pasando de hacer fotos a verlas… diremos que la pantalla es un panel LCD IPS QHD de 5,9 pulgadas, con unos ángulos de visión muy buenos, compatible con HDR10, con lo cual se obtienen unos colores muy vivos y un mayor rango dinámico. Está bien, sí, pero en la práctica está lejos de lo que ofrece la tecnología OLED que incorporan otros modelos de precio más elevado como el Samsung Galaxy Note 8, el Google Pixel 2 XL o el mismísimo Mate 10 Pro.

sdr

Las dos lentes cuentan con una apertura f/1.6, con lo que se consigue un magnífico rendimiento en las peores condiciones de luz. Con una iluminación media y baja, el procesamiento y el detalle de las imágenes es bastante bueno, hay grano, pero éste alcanza un adecuado equilibrio entre detalle y reducción de ruido.

La tecnología HDR10 del Mate 10 hace que supere a casi todas las pantallas LCD al visualizar contenido HDR, tanto si se transmite con Amazon Prime Video o Netflix. El contenido normal también se reproduce con un color preciso y unos buenos niveles de brillo, que permiten verlo sin problemas al aire libre. Sólo te sentirás decepcionado si buscas mucha fuerza y contraste en los vídeos y en los juegos, ya que en estos casos la imagen resulta un poco apagada. A pesar de ello, jugar será una experiencia única gracias al potente procesador que incorpora el Mate 10.

Existe la posibilidad de conectar unos auriculares a la entrada de audio de 3,5 mm (algo de agradecer ya que muchos fabricantes la están eliminando) o escuchar el sonido a través del altavoz inferior y frontal. El volumen no está mal, aunque mejorable, y la calidad de sonido lo coloca entre los smartphones con mejores altavoces del momento.

Interfaz y corazón a la última 

El Mate 10 se lanzó con la última versión de Android, también conocida como Oreo, lo que le confiere desde el primer momento una ventaja sobre gran parte de la competencia. Además de ofrecer acceso a todas las apps de la tienda Google Play, Oreo brinda compatibilidad con opciones como “Imagen en imagen” PiP (picture in picture), similar al de los televisores, y con el cual es posible disponer de una ventana flotante con alguna de las app compatibles (como por ejemplo Google Maps o Youtube, entre otras). Las últimas actualizaciones de seguridad son otro de los puntos fuertes.

A_Black_Side_Right

En el lado derecho encontramos tres botones para subir y bajar el volumen y el botón de apagado/encendido. Estos últimos sobresalen lo justo, sin que por ello se pierda un ápice del tacto que indica con claridad cuándo han sido pulsados. Como se aprecia los objetivos de las cámaras apenas sobresalen del cuerpo del teléfono.

Además de contar con la ultimísima versión de Android, Huawei ha dado un gran salto y ofrece una experiencia más avanza con sus propia interfaz denominada EMUI 8. Ésta se sitúa entre las mejores interfaces personalizables de los mejores smartphones, pues permite controlar todo, desde las transiciones de la página de inicio, los iconos y la calibración de color de la pantalla, hasta la distribución de la barra de navegación, el manejo con nudillos y los gestos con los dedos. Como no podía ser menos, está previsto que esta nueva interfaz se pueda instalar en el Huawei P10 y P10 Plus, que la compañía lanzó a primeros de año, a través de OTA.

EMUI8 MATE 10

Además de contar con la ultimísima versión de Android, Huawei ha dado un gran salto y ofrece una experiencia más avanza con sus propia interfaz denominada EMUI 8, con componentes de inteligencia artificial en la interfaz de la cámara, que ahora dispone de detección inteligente e inmediata de hasta trece escenas y objetos (deteccción de flores, cielos azules, plantas, paisajes nocturnos, comida, puestas y salidas de sol, texto, perros, gatos, retratos, etc.)

Un teléfono potente e inteligente

Huawei ha hecho mucho hincapié, cada vez que ha hablado del procesador Kirin 970 o del Mate 10, en la potencia e inteligencia artificial que brinda este chip, aunque realmente en lo que destaca es en lo primero: la capacidad de proceso que ofrece. Con sus 4 GB de memoria RAM, el procesador Kirin 970 hace que el Mate 10 sea capaz de ejecutar con total fluidez tareas multitarea en pantalla dividida y los últimos y más potentes juegos de la PlayStore. Las puntuaciones entre 6039-6630 en Geekbench se cuentan entre las más altas de su segmento de precio.

IA

Huawei ha integrado componentes de inteligencia artificial en la interfaz de la cámara, que ahora dispone de detección inteligente e inmediata de escenas que además, aprende cómo dispara el usuario y optimiza los resultados en función de ello.

Además, Huawei anunció en la presentación del Mate 10 que, gracias a su IA y aprendizaje automático, el terminal no se ralentizará al cabo de 18 meses, como es lo habitual en la mayoría de los equipos, y mantendría prácticamente intacta toda su capacidad. Por el momento estos son datos del fabricante, para poder confirmarlo ¡tendremos que esperar hasta mediados de abril de 2019!

Nuestra valoración

Se trata de un dispositivo puntero con una de las mejores valoraciones en relación calidad/precio del mercado y con muy pocos puntos en contra. Muy a su favor se encuentra la continuidad de la entrada de auriculares de 3,5 mm o la ranura de tarjeta microSD, un plus que se da por entendido en la mayoría de los terminales del mercado, pero que no se incluyen en los equipos más punteros como el iPhone 8 Plus, el Google Pixel 2 XL o el Mate 10 Pro, que han prescindido de estas conexiones tan populares e imprescindibles para la mayoría de los usuarios.

La cámara, que es lo que más nos interesa, es cierto que se sitúa por detrás de la del modelo Google Pixel 2 XL en el modo automático, por ejemplo, pero le da unas cuantas vueltas gracias a los modos manuales y a las oportunidades creatividad que éstos ofrecen.

Su parte posterior de cristal y su estructura metálica lo sitúan por delante de dispositivos como el Google Pixel 2 y el Pixel 2 XL en cuanto a diseño, y su precio es inferior al de casi toda la competencia, aparte del OnePlus 5. El terminal se entrega con un protector de pantalla de serie, algo muy cómodo e interesante, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayoría de las personas que compran un teléfono adquieren simultáneamente un protector y, posteriormente, tienen que instalarlo de forma manual o acudir a alguna tienda a que se lo instalen. En la caja también se incluye una funda de silicona y unos auriculares.

El mayor atractivo para muchos será el precio: 699 euros lo convierte sin duda en la mejor opción disponible en el mercado. Disponer de un terminal de altas prestaciones a un precio muy inferior al de la competencia será algo de agradecer, especialmente ante la escalada de precios que están sufriendo los modelos más punteros. Si eres de esos a los que les gusta personalizar la interfaz del teléfono y buscas una pantalla grande, prestaciones, potencia y la mejor cámara: el Mate 10 resultará ideal.

El Huawei Mate 10 tiene un precio de 699 euros libre.

Puntuación Desglose


Características
9.6
Diseño/Manejo
9.8
Rendimiento
9.8
Calidad/precio
10

Opinamos…

Disponer de un terminal de altas prestaciones a un precio muy inferior al de la competencia será algo de agradecer, especialmente ante la escalada de precios que están sufriendo los modelos más punteros.
9.8
Puntuación total

Las cosas buenas

  • Un atractivo y cuidado diseño
  • La cámara de alta calidad
  • Un procesador muy potente

Las cosas malas

  • No dispone de pantalla OLED
  • No tiene de carga inalámbrica
  • Echamos en falta la doble SIM



Hay 1 comentario

Añadir más
  1. jonathanfoto

    Hola! muy buen post.
    Después de ver los anuncios me intrigaba mucho si la cámara sería buena. Y por lo que leo aquí veo que es una cámara muy buena para cualquier fotógrafo. Me sorprende lo buenas que son las fotografías hechas con su cámara de fotos.
    Un saludo


Publicar un nuevo comentario