publicidad

Análisis: Lytro Illum

lytro_illum

El primer punto que destaca de la Lytro Illum es su diseño. Desde la caja que la contiene hasta la tapa del objetivo y, por supuesto, el propio cuerpo de la cámara, la estética se ha cuidado hasta el extremo, y la Lytro Illum parece sacada de una película de ciencia ficción.
Este modelo tiene un diseño peculiar, tal y como puede apreciarse en las fotografías. Destaca su gran tamaño (algo lógico si se tiene en cuenta que incluye un 30-250 mm con apertura constante de f/2). No obstante, y pese a no tratarse de una cámara precisamente ligera, la empuñadura hace que se sostenga sin problemas y su recubrimiento de silicona hace que el tacto sea muy agradable al tiempo que mejora el agarre. Eso sí, aunque puede sujetarse en momentos puntuales con una mano, la tendencia natural es a sujetarla con ambas, como una DSLR.

Características
El diseño de la Illum es sorprendente, pero no lo es menos su tecnología. Y es que esta cámara permite modificar el punto de enfoque después de haberse realizado la toma. Los pormenores de cómo lo consigue forman parte del secreto industrial, pero a grosso modo, todo se debe a una matriz de microlentes situadas delante del sensor de imagen que desvían la luz a éste desde distintos ángulos. Estos “rayos” son posteriormente analizados por el sensor Lytro, que se encarga de calcular cuál sería el aspecto de la fotografía si se hubiera tomado con la óptica enfocada a diferentes puntos.
A pesar de que el sensor tiene 40 Megarays, la información que se utiliza para captar la imagen bidimensional equivale solo a 4 megapíxeles. Por otro lado, los datos requeridos para crear los archivos Raw son cuantiosos, lo que hace estos ocupen unos 50 megas, un tamaño que ralentiza su posterior procesamiento al pasar las fotografías a un ordenador.

Funcionamiento
Manejar una cámara tan peculiar precisa un periodo de adaptación pero, una vez acostumbrados a su manejo, todo resulta bastante sencillo.
El cuerpo no cuenta con muchos botones, y es que la Illum ha sido diseñada para configurarse principalmente a través de su interfaz táctil. La resolución de la pantalla parece insuficiente sobre el papel pero, cuando se utiliza, no se echa en falta más nitidez.
Una particularidad de este modelo es que la apertura siempre es fija, por lo que carece de dicho modo de prioridad, pero en cambio cuenta con los modos P, S, M e I (prioridad a la sensibilidad).

La interfaz táctil es muy sencilla de utilizar. A la derecha se encuentra un menú en el que se pueden elegir diversas opciones de configuración de la cámara como por ejemplo el modo de exposición, mientras que en la zona inferior de la pantalla se accede a las opciones del modo seleccionado (Por ejemplo, velocidad de obturación y sensibilidad ISO cuando está activo el modo Manual).

Un botón peculiar que no encontraremos en ninguna otra cámara es el etiquetado con el logo de Lytro. Al activarlo se superpone a la imagen una matriz de color que indica lo que está enfocado en ese momento y las zonas que se podrán reenfocar una vez tomada la fotografía.

Las imágenes almacenadas en la memoria de la cámara se pueden reenfocar utilizando la pantalla táctil de la misma. Es tan sencillo como pulsar el lugar de la fotografía donde queramos que esté el foco. Un inconveniente es que no es posible hacer zoom, algo que sería muy útil para hacer un enfoque más fino.
También se puede hacer el mismo proceso utilizando la aplicación de Lytro para ordenadores. Cuando se utiliza ese programa, una vez realizado el reenfoque, se puede grabar un JPEG bidimensional de la fotografía. También es posible animar la fotografía, mostrándola desde distintos ángulos y puntos de enfoque, lo que da la sensación de una imagen viva. Junto con la cámara se proporciona una cuenta para almacenar las imágenes en la nube y generar un código para embeber en una página web nuestras fotografías en vivo. Además, la Lytro Illum cuenta con conectividad Wi-Fi.

En general las fotografías tomadas con la Illum cuentan con una correcta exposición y colores fieles a la realidad. El nivel de detalle es bueno, pero siempre teniendo en cuenta que hablamos de 4 MP efectivos.

Puntuación Desglose


Características
8
Calidad de imagen
8
Construcción
10
Calidad/precio
6

Opinamos…

Una cámara muy divertida de usar y con un gran potencial creativo. La resolución efectiva, no obstante, está por debajo de lo que se espera de una cámara del siglo XXI.
8
Puntuación total



Hay 8 comentarios

Añadir más
  1. Jorge Pérez

    Hola. La apertura fija de 2.0 ¿no hace que la profundidad de campo sea siempre pequeña? ¿O el software de la cámara permite manejar ese aspecto?

    • Burnout

      Es una foto viva, una captura abierta, explicado “no es foto estática tradicional”.

      En la la Lytro Illum, cuando haces la captura, el proceso no termina, como en la foto digital, tal como la conocemos, cuando das al play de la Lytro Illum y compruebas la captura, “girando con dos dedos” puedes variar los “F” de 1 a 16, lo que logras acrecentar aún más el desenfoque de un objeto “cercano o alejado” (que eliges voluntad)
      – El software de la cámara no es que permita ese aspecto, es que esa es la gracia de este hardware que lo diferencia respecto al tradicional, pero además interactuando con la imagen, incluso ya disparada, desde la cámara, desde el ordenador

    • Pedro Arranz

      Bueos días Albert.

      El precio en el momento de publicar el análisis era de 1.299 €, pero al ser un producto antiguo, puedes dirigirte al distribuidor para que te confirme su precio actual y si sigue a la venta. Su email es info@robisa.es y su teléfono 91 729 38 29.

      Un saludo.

    • Burnout

      Calibra tú mismo la respuesta
      La NASA (La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) quería esa tecnología de “capturar campos de luz” de la cámara de Lytro en sondas espaciales
      http://mashable.com/2014/11/06/lytro-platform/#gtr8UhbV9uqt

      Y parece ser, que finalmente, así ha sido…
      Una buena y una mala noticia, la buena primero, -la tecnología es sorprendente- cuando se presento en 2014 con ese dispositivo con Snapdragon 800 (el mismo del Samsung Galaxy Note 3 un procesador de lo más estable y resolutivo) y hoy, en 2017, ya con una vida comercial “caducada”… en un producto, discontinuado, ya que el circuito comercial domestico o de tecnología de consumo, no ha cuajado y se ha ido a “otros mundos”…

      ¿Es malo, es bueno? eso “depende”… para la NASA parece ser que no, para el usuario, usual de fotografía, enconsertado, parece ser que “tampoco”, pues mira que se ha repetido la misma “review” en Blog´s, y medios 2.0, así como en análisis de video… de que no se trata de una evolución, sino una “re-volución” un paso más allá en el espectro de luz y su captura con “cajas oscuras”, es como la pugna entre la generación “del lápiz y la digital” un cambio de tercio y mentalidad, que en consumibles electrónicos de consumo, nos deja esta “rareza” y funcional, pero no para hacer, lo que ya tenemos en otras maquinas de la fotografía tradicional digital -la 2.0 que definió el técnico- sino en una nueva forma de abordar el mundo de la imagen fija (aunque exporte video mp4, no deja de ser imagen fija…

      No todo es bueno o malo, para todo el mundo, no todo es interesante o su antagonista, el mundo por suerte no “es bipolar” aunque si parte de nuestra cultura, que se empeña por la cultura de consumo en definir que lo que la masa consume, es lo bueno, y que “lo raro” es lo diferente, transformándolo en sinónimo de ¿malo?

      A los fotógrafos tradicionales todavía les cuesta asumir el salto de la película química a lo digital, o entender las tecnologías iOS/Android y como la evolución de los Notebook, Desktop y Macbook, van cosiendo el avance de los programas de edición, y los firmware de captura de cámaras digitales con SDK´s y Hack´s (no hay que olvidar las linternas mágicas, el HackNex y otras iniciativas en SLR-D´s y compactas será sobre la misma Rom o solo en la microSD añadiendo nuevas y mejoradas funciones a hardware de maquinas con unas prestaciones maravillosas, como para elevar un poco más allá las miras con “campos de luz”

      Lo peor es que la base del desarrollo parte de Android y el soporte es de un usuario, ya que oficialmente se decanta por iOS/Apple (ya obsoleto, o abandonado ¿desde cuando no sale un update de soporte?) a veces es bueno soñar, con la evolución de la imagen fija, paso con el nacimiento de la fotografía, y el recelo de la pintura, al primer blanco y negro fotográfico y la presunción del color de los lienzos, luego llego el primer color sobre la fotografía y de nuevo el rechazo de los puristas del B&W, y así sucesivamente, nos cuesta abrir la mente a lo nuevo, y nos aferramos a la seguridad de lo viejo, aunque lentamente… los primeros Smartphone´s eran cuestionados por los tradicionales Nikonistas y Blackberrymaniacos, por una nueva oleada de Fanboy´s en la que siempre hay como “bandos” que rara vez más allá del mero consumo de productos (esa es la tragedia de estas maravillas que son flor de un día, ya que sin esa vida comercial de multinacionales, Apple, Samsung… Nikon, Canon, Sony…) no maduran en el mercado para profanos, salvo que seas un ingeniero en la NASA

  2. Burnout

    Si este hardware nació con el Snapdragon (una familia de sistemas móviles en un chip (SoC) de Qualcomm) un procesador que supuso -en pasado- un salto cualitativo realmente espectacular en diversas áreas, pero sobre todo en una: su rendimiento gráfico y sus prestaciones multimedia, en el año 2013 (estamos en 2017) y por supuesto, la GPU Adreno 330, que en los Snapdragon 800 cobra un protagonismo muy especial y presente por supuesto en la Lytro Illum, quizás se nos olvido que este duo de campeones supuso la introducción al soporte 4K en un procesador móvil (lo vimos en el Samsung Galaxy Note 3 y algunos de sus homólogos en otras marcas)

    Es una verdadera lastima, que Lytro Illum, sea un producto discontinuado o sacado del circuito comercial, sería interesante ver, la maquina actualizada al “Snapdragon 835 de 2017″ que se deja ver en los móviles de gama alta de los principales fabricantes…

    Por desgracia, Lytro Illum no parece que vaya a tener a corto plazo, una actualización de hardware (ni de software) ya que la compañía ha pasado a mejor vida “comercialmente hablando” fuera del mercado de consumo, a un mercado profesional y especifico de la mano de la NASA.

    Los “detractores” digamos los recelosos fotógrafos tradicionales, pueden respirar tranquilos, digamos que esta Lytro Illum ha sido una piedra en un estanque, y mostrando las ondas de otra forma de ver, entender y practicar la fotografía… no hay lugar a lucha de antagonistas para la que siempre, andamos preparados, guardar las espadas, los orgullosos consumidores de maquinas Evil, SLRD e incluso los que entienden la foto solo desde su smartphone… o de los viejos vintage de película.

    Una lastima para los “Geek” término que se utiliza para referirse a la persona fascinada por la tecnología y la informática, que al menos tenemos esta Lytro Illum para jugar, y viendo la parte asertiva, a un costo, como bien han dicho 3 veces menor al inicial (lo cual agradece el bolsillo) en cualquier caso la Lytro Illum en ningún caso era un sustituto de la foto digital, un complemento, un nuevo segmento de mercado, quizás con el tiempo un nuevo reto para la convergencia del Smartphone que reúne todas las tecnologías en una sola, GSM, GPS, GPRS, 3G, 4G, Foto, agenda, ecetera, desde su imparable evolución de mera agenda electrónica a maquina de incomunicación familiar gracias a los WhatsApp, Twitter, Fb y otras RRSS…

  3. Josep

    Una verdadera lastima, ya que esta camara prometia mucho, a nivel profesional aun mas, una lastima, que haya desaparecido, por cierto, muy buenos los comentarios


Publicar un nuevo comentario