publicidad

Análisis: Panasonic Lumix DMC-FZ300

front

Los aficionados han esperado años por una cámara bridge que resolviera, sin medias tintas ni atajos, los problemas más tradicionales de este tipo de compactas… y que además tuviera un precio razonable. Pues bien, la nueva Panasonic Lumix FZ300 con un precio de 599 euros ha logrado por fin ese objetivo.

Con un diseño muy parecido al de siempre, pero con pequeños cambios muy significativos en algunos controles, este nuevo modelo es una bridge de tamaño medio y 12,1 MP que combina un sensor MOS de 1/2.3 pulgadas de alta sensibilidad con una excelente óptica Leica DC Vario-Elmarit 25-600 mm y una apertura máxima de f/2.8.

Esa prometedora combinación va acompañada de un sistema de estabilización de 5 ejes Hybrid O.I.S.+, un procesador de alto rendimiento, un sistema de enfoque DFD ultrarápido, grabación de vídeo con calidad 4K, ráfagas de hasta 12 fotos por segundo y formato RAW. El resultado de la suma de todas esas calidades convierten a la FZ300 en una bridge de gama alta terriblemente eficaz, capaz de cubrirlo todo en condiciones extremas y con un rendimiento a veces realmente sorprendente. El detalle más importante es que, en esta ocasión, toda esa calidad y prestaciones no implican un precio desorbitado.

Manejable, muy ligera y con lo último a nivel tecnológico, cuenta con una nueva rueda para enfoque manual de gran utilidad en combinación con su pantalla táctil abatible o su excelente visor electrónico integrado. También incorpora conectividad WiFi que permite manejar la cámara con el móvil o compartir al instante cualquier imagen. Además, la FZ300 es una cámara más robusta que sus antecesoras y mucho mejor protegida contra el polvo y la humedad.   

Calidad y creatividad

Con una oferta de modos tan amplia que lo cubre todo se dan todos los ingredientes para exprimir al máximo nuestro potencial artístico. Es una cámara rápida a la hora de realizar ajustes manuales, pero en automático resulta muy divertida de usar y es precisa a la hora de realizar las mediciones y los análisis de las escenas. Se maneja con soltura en situaciones de baja iluminación, pero sobrepasar 1.600 ISO no garantiza una calidad de imagen libre de ruido, aunque impecable en los demás aspectos.

La FZ300 esconde un gran potencial en el apartado de vídeo, ya que permite grabar en calidad QFHD a 3840 x 2160, 25 fps y 100 Mbit/s, es decir, una resolución cuatro veces superior a Full HD. También incluye , 3 modos de ráfaga 4K, con hasta 30 fps o una secuencia de 60 fotos para poder elegir la mejor.

Puntuación Desglose


Características
9
Diseño/Manejo
8
Rendimiento
8
Calidad/precio
9

Opinamos…

Una cámara bridge prácticamente perfecta. Con una alta calidad de imagen y una versatilidad extraordinaria, su gran capacidad y excelente rendimiento no se ve castigado con un precio elevado.
8.5
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más