publicidad

Análisis: Samsung WB350F

samsung-wb350f

La WB350F, con un precio de 259 euros, es una compacta de tamaño y peso medios. Se puede llevar sin problema en el bolsillo de la chaqueta y, con algo más de esfuerzo, incluso en el de unos vaqueros no demasiado ajustados. La cámara no transmite una especial sensación de robustez, al menos en la versión que hemos probado, en colores blanco y gris. Toda la carcasa está fabricada en plástico y, a pesar de contar con una textura rugosa, no consigue camuflar ese aspecto de cámara barata.

La pantalla, con 460.000 puntos, queda muy lejos de las mejores TFT LCD, aunque su resolución no supone un gran problema. Algo más irritante es que, al inclinar la cámara (para sacar fotos por encima de las cabezas o en ángulos bajos, por ejemplo) los colores van obteniendo paulatinamente un aspecto lavado. Eso sí, como pantalla táctil funciona perfectamente, permitiendo acceder a todos los botones en pantalla, hacer zoom con dos dedos, etcétera sin que ello suponga ningún problema.

Modos creativos

La oferta de modalidades es muy completa, y abarca desde los típicos PASM hasta Auto Inteligente y Smart (escenas). También se incluye un modo Mejor rostro que toma cinco fotografías de retrato y permite seleccionar la mejor cara de cada una de las personas que aparecen en las mismas.

Mención aparte merecen los modos creativos. Los dos más útiles son Artista de efectos, que incluye filtros tales como Burbujas, Grietas, etcétera, y Filtro de fotografías, donde encontramos creatividades más clásicas como Pintura al óleo o Boceto.

Muy conectada

Pero el aspecto más destacable de esta cámara es su conectividad. A través del modo Wi-Fi del dial, se puede acceder a MobileLink, que permite pasar contenidos de la cámara al dispositivo móvil. Otra opción interesante es Remote Viewfinder, que permite controlar la cámara desde el móvil o la tableta. Para acceder a estas funcionalidades primero habrá que instalar la aplicación Samsung Smart Camera y emparejar los dos dispositivos mediante Wi-Fi o NFC, lo que facilita en gran medida el proceso.

Respecto a la calidad de imagen, el sensor retroiluminado de 16 MP realiza un buen trabajo y las mediciones son por lo general correctas. El mayor problema es el excesivo procesado. Esto hace que el ruido parezca menos evidente cuando se utilizan sensibilidades elevadas, pero a cambio las fotografías aparecen algo menos nítidas con sensibilidades reducidas.

Por otro lado, nos ha sorprendido su rendimiento en interiores con flash. Éste puede sujetarse con el dedo para hacerlo rebotar en el techo, lo que genera una luz más difuminada.

Puntuación Desglose


Características
10
Construcción
6
Calidad imagen
8
Calidad/precio
10

Opinamos…

Una cámara polivalente cuyo precio, y la gran variedad de opciones creativas, la harán atractiva a un gran número de usuarios. Lástima que el procesado perjudique la calidad de imagen.
8.5
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más