publicidad

Olympus OM-D E-M1

e-m1

Olympus llegó un poco tarde  a la fiesta con su serie OM de réflex de 35 mm, una década después que  Canon y Nikon. Aun así, fue muy bien recibida a finales de la década de 1970 y en los 80, por lo que no es sorprendente que Olympus haya recuperado su espíritu en la gama digital OM-D. La EM-5 marcó tendencia, pero la EM-1 es aún más sofisticada y a la vez el tope de gama.

El diseño de la OM-D destaca por una fabricación compacta y ligera basada en el estándar Micro Cuatro Tercios, y además es sólida gracias a una carcasa de magnesio sellada que trata de tú a tú a la de la Fujifilm X-T1. Entre las mejoras respecto a la EM-5 se incluye un AF híbrido de fase/contraste que enfoca más rápido utilizando ópticas Cuatro Tercios mediante un adaptador para Micro Cuatro Tercios. Además, sigue mejor los objetos en movimiento.

Pese a su aspecto retro la EM-1 no tira la casa por la ventana con las ruedas. Se limita a una principal para el modo de disparo y dos diales multifunción en las partes frontal y trasera del panel superior. A esto hay que añadir numerosos botones para controles de disparo y una pantalla táctil y abatible bien implementada

Rendimiento
Si ya nos encantaba la calidad de imagen de la EM-5, en la EM-1 es aún mejor. El filtro óptico de de paso bajo se ha eliminado, y el procesador de imagen TruPic VII optimiza el detalle y corrige aberraciones cromáticas laterales. El sensor de imagen es físicamente pequeño y hace que los ISO altos sean un desafío, pero la  EM-1 consigue ofrecer un detalle impresionante y un muy buen control del ruido en las fotos.

Puntuación Desglose


Características
10
Calidad de imagen
10
Diseño/manejo
8
Calidad/precio
8

Opinamos…

Esta CSC es un clásico moderno con estilo retro.
9
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más