publicidad

Análisis: Fujifilm X-Q2

81WzhIGbdVL._SL1500_

Fujifilm ha conseguido concentrar todo lo bueno de una gran cámara en una pequeña compacta de apariencia bastante convencional. Y es que, pese a tratarse de una compacta de gama alta, su aspecto no difiere al de cualquier otra compacta. Tal vez sea una cámara demasiado discreta como para destacar en un estante entre la feroz competencia de su segmento.

Dejando a un lado esos temores, la XQ2 es una pequeñísima compacta de 12 megapíxeles con un sensor de gran tamaño X-Trans CMOS II de 2,3″ y una óptica Fujinon 6,4-25,6mm (equivalente en 35 mm a un 25-100mm) con un zoom óptico 4X y una excelente luminosidad de f/1.8-4.9. Teniendo en cuenta su tamaño, se trata de cifras importantes y, gracias al procesador EXR II, el rendimiento general es muy bueno.

Como toda la última generación de cámaras Fuji, es una compacta muy versatil, eficaz en cualquier circunstancia y bastante rápida a la hora de enfocar. El anillo frontal con distintas funciones resulta de gran utilidad y la pérdida del visor electrónico con respecto a su antecesora, queda bastante compensada con una pantalla TFT de 3″ con una resolución de 920.000 píxeles.

El diseño es un tanto tosco pero, aunque no sea de las cámaras que enamoran, al menos hay que reconocerle que está bien pensada, se maneja bien y que su construcción es robusta.

Simple y resolutiva
En contra de lo que cabría pensar por su sencillo diseño y sus botones casi contados, la XQ2 es una compacta que se defiende a las mil maravillas en los modos manuales gracias, sobre todo, al anillo frontal multifunción. Como era de esperar, los modos automáticos y escenas rinden muy bien, pero una compacta con formato RAW pide a gritos ese toque personal y artístico. La oferta de modos es algo escueta y convencional, pero suficiente y con un modo panorámico 360º que ofrece resultados mejores de los que en un principio pudiera esperarse.

En general, la calidad de las fotos hacen honor a lo que se espera de una compacta seria con un gran sensor y hay que reconocer su gran capacidad para analizar y medir la luz en situaciones complejas. Pasar de 1.600 ISO en una compacta suele ser una osadía, pero la XQ2 parece soportarlo bien. En cuanto al vídeo, destacar que integra un gran sistema estabilizador y es capaz de grabar vídeo en Full HD a 1920 x 1080p con una tasa de 60fps.

Para terminar, la Fuji XQ2 cuenta con conectividad Wi-Fi, ideal para compartir las fotografías, en redes sociales, y una ráfaga de 12 fotografías por segundo sin sacrificar la máxima resolución.

Javier Bautista

Puntuación Desglose


Características
10
Calidad de imagen
8
Construcción
10
Calidad/precio
8

Opinamos…

Una muy buena compacta que puede conquistarnos por su óptica y tamaño de sensor, y capaz de ofrecer fotografías de alta calidad. Su diseño es algo anodino, lo que juega en su contra.
9
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más