publicidad

Análisis: Irix 15 mm f/2.4 BlackStone

Irix_Blackstone_2

En una época tan compleja como la actual, es una gran noticia que surjan nuevos proyectos capaces de ofrecer nuevas e interesantes alternativas a las marcas tradicionales.TH Swiss acaba de presentar su Irix 15 mm f/2.4 Blackstone, un ultra gran angular de enfoque manual formado por 15 elementos en 11 grupos -con 3 cristales de alto índice de refracción, 2 elementos de extra-baja dispersión y otros 2 asféricos para reducir deformaciones- y una apertura de 9 hojas. Con un diseño y un acabado atractivo, está construido en aluminio y magnesio, es un objetivo robusto y capaz de soportar las inclemencias y cuenta con el añadido de un botón de bloqueo para el enfoque.

Alta calidad

Utilizar el enfoque manual tiene su encanto… pero no está exento de inconvenientes. Requiere su tiempo y puede que algunas fotografías se nos escapen. No obstante, para captar con tiempo y aplicarse en ello con todo el esmero, el Irix es una muy buena elección y un ojo de pez capaz de ofrecer unos resultados realmente impresionantes. La calidad de imagen es excelente, sin aberraciones cromáticas, con una buena reproducción de los colores y deformando las imágenes mucho menos que casi todos los 15 mm que hemos tenido oportunidad de probar. No hay pérdidas de nitidez reseñables en las esquinas y logra desenfoques muy atractivos sin tener que llegar al f/2.4. Un buen detalle de su diseño es que se pueden utilizar filtros, algo que no es muy común en este tipo de objetivos y una ayuda extra para los amantes de los paisajes.

Aunque el precio del Irix 15 mm en su versión BlackStone no es reducido, teniendo en cuenta la elevada calidad de imagen y de fabricación, tiene un precio más que razonable.

Puntuación Desglose


Características
8
Diseño/Manejo
10
Rendimiento
10
Calidad/precio
8

Opinamos…

Una óptica bien construida y con una buena calidad de imagen. Su precio no es muy alto, pero sólo cuenta con enfoque manual.
9
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más