publicidad

Xiaomi YI Action Camera

Xiamoi

El éxito de los productos chinos reside en el hecho de que ofrecen prestaciones punteras, un diseño atractivo y un precio muy económico, y esta YI Action Camera cumple todas esas premisas. Dicho esto, hay que ser muy conscientes de que es una cámara de acción de 100 euros (aunque puede encontrarse por 69 en algunas tiendas online). Esto quiere decir que la calidad de fabricación es simplemente correcta, sin más, y que el aspecto plástico es inevitable, a lo que hay que añadir detalles como por ejemplo las tapas de la batería y los puertos de conexión, que no van fijas a la carcasa y por lo tanto pueden perderse con facilidad.
¿Y por dentro? Muchísimo mejor.

Para empezar, cuenta con un sensor CMOS Sony Exmor R de 16 MP va acompañado de un procesador Ambarella A7LS, el habitual en este segmento de precios y bastante correcto. Gracias a esto, la Yi Action Camera es capaz de grabar vídeo HD 1080p a 60 fps con codificación H.264, y además incorpora reducción de ruido y estabilizador MCTF, si bien este último es algo pobre. La Yi ofrece 11 modos de resolución de vídeo y cuatro de disparo para fotografías: Foto, Temporizador, TimeLapse y Ráfaga (7 fps). Asimismo, incorpora un ultra gran angular de 155º con una apertura f/2.8, pero carece de visor o pantalla trasera. Sin embargo, es posible controlar y configurar la unidad con tu smartphone mediante la app Cámara Yi y usar la pantalla de tu móvil para encuadrar, una solución muy ingeniosa que además permite ver en directo el vídeo que está grabando (con un leve retardo) la Yi Action Camera. La conexión se realiza por Wi-Fi y tiene un alcance de 100 m, aunque también incorpora Bluetooth.

igogo

En la web igogo.com se puede encontrar muchos accesorios para la cámara, como la pantalla LCD.

Por otra parte, la Yi cuenta con tres botones físicos: uno para encenderla y apagarla y cambiar entre vídeo y fotos, un disparador y otro para activar y desactivar la conectividad Wi-Fi. En cuanto a los puertos, incluye uno USB y otro HDMI, a lo que se suma la ranura para microSD. La batería, de 1.010 mAh, permite grabar hasta 90 minutos de vídeo 1080p a 60 fps, y además la cámara muestra el estado de carga mediante tres colores.
Tanto la calidad de imágenes y vídeos como los componentes del interior de la cámara son estupendos para este precio y el rendimiento es bueno, por lo que puede decirse que es una cámara muy recomendable para empezar. Obviamente no es una GoPro, ni aspira a serlo, pero como solución con una buena calidad gráfica y un precio razonable es magnífica. Teniendo esto claro, no decepcionará a nadie.

Puntuación Desglose


Características
8
Manejo
8
Prestaciones
8
Calidad/precio
10

Opinamos…

Calidad de imagen y rendimiento muy correctos gracias a una acertada elección de los componentes. Gran precio.
8.5
Puntuación total



No hay comentarios

Añadir más