publicidad
perry-800px11

Entrevista a Perry Oosting, CEO de Hasselblad

Perry, eres CEO de Hasselblad desde hace un año. ¿Cómo era la situación de la compañía en ese momento?
Es una buena pregunta. Tomé posesión de mi cargo en enero de 2015 y ese no fue un buen año para nosotros. La organización estaba fragmentada, parte en Londres, parte en Italia y parte en Dinamarca, así que para nosotros era importante reunirlo todo de nuevo en Suecia, incluyendo al equipo de gestión, porque en Suecia es donde se encuentra el ADN de la compañía. 2015 no fue un buen año, como ya he dicho, en el sentido de que en ese año no hubo ningún lanzamiento. Fue un año de preparación para conseguir una compañía con un crecimiento sostenible, desde un punto de vista organizativo, operativo y financiero.

¿Cómo fueron las ventas en 2015 y cuáles son las previsiones para este año?
Las ventas en 2015 fueron excelentes, dadas las circunstancias, pero en 2016 esperamos un crecimiento sustancial. Este año celebramos el 75 aniversario de Hasselblad y, aunque el año anterior cubrimos objetivos, este año esperamos superar esos resultados.

¿Qué productos nuevos pensáis lanzar antes de septiembre? ¿Pensáis realizar un anuncio importante en la Photokina de este año?
El 6 de abril haremos el primer lanzamiento de este año. Se trata de una cámara completamente nueva, aunque en realidad podríamos hablar de un sistema H completamente renovado, con una plataforma electrónica completamente nueva. Este lanzamiento se ha realizado, por supuesto, para atender las demandas del mercado, no sólo en cuanto a especificaciones técnicas, sino también para reposicionar a Hasselblad como marca en el lugar que le corresponde, el del fabricante de la mejor cámara del mundo. La nueva cámara tendrá USB 3.0, un rango ISO más grande, una ráfaga más rápida, grabación de vídeo y habrá dos modelos con dos sensores diferentes de 50 y 100 MP. También habrá una importante actualización del software FOCUS 3.0. Creo que sorprenderemos al mercado, no sólo en especificaciones, sino en dejar claro que la marca Hasselblad ha vuelto. Por otro lado, a lo largo del año lanzaremos otra línea de producto.

¿Le preocupan a Hasselblad las nuevas cámaras con sensores de alta resolución como la Canon 5D S?
No, no es algo que nos preocupe, de hecho creemos que es algo positivo ya que hace que más gente se interese por el formato medio. Nosotros pensamos que somos los únicos que podemos ofrecer una experiencia completa de fotografía de alta resolución. No se trata sólo de tener un sensor de muchos megapíxeles, de hecho, tan importante como el cuerpo de la cámara, los son el software y los objetivos. El hecho de que haya nuevos fabricantes de productos de alta resolución nos motiva a seguir mejorando.

¿Qué ha significado la inversión en Hasselblad del fabricante de drones DJI?
Lo cierto es que ha significado mucho. Como ya he dicho, 2015 fue un año en el que preparamos la compañía para un crecimiento sostenible y uno de los elementos fue la inversión financiera y, por supuesto, la inversión de DJI formó parte de ello. Ello nos permitió cumplir nuestros planes de forma más rápida. La inversión de DJI, además, no nos compromete a desarrollar ningún producto conjunto, ya que no existe ninguna obligación contractual en ese sentido. El hecho es que tenemos una buena relación con DJI y ello nos permite explorar nuevos mercados, aunque sin estar obligados a ello. Estamos realizando acciones de marketing conjuntas y DJI ha expuesto algunos productos Hasselblad en varias de sus tiendas flagship.

¿Por qué dejó de fabricar Hasselblad su gama de compactas Premium como la Lunar y la Stellar?
La Lunar y la Stellar han llegado al final de su vida, todos los productos que se fabricaron se agotaron el año pasado y no hay ningún producto similar previsto para el futuro. En su momento fue un movimiento estratégico, el equipo de gestión que estaba en ese momento pensaba que eso era lo adecuado para afianzar la marca y captar nuevos clientes. Es cierto que esos productos consiguieron su objetivo, pero ahora mismo estamos centramos en Hasselblad como fabricante sueco, y por ello todos los productos que lancemos tiene que estar diseñados y desarrollados en Suecia, y esta filosofía es muy diferente de lo que hicimos hace tres años con nuestra colaboración con Sony. No obstante, mantenemos una muy buena relación con el fabricante japonés, tanto con la división de sensores como con la de cámaras.

 ¿Cree que la industria fotográfica goza de buena salud?
Bueno, lo cierto es que ha cambiado mucho desde la llegada de los teléfonos móviles y el hecho de captar momentos, sobre todo con respecto a las compactas, ello ha significado un gran cambio de comportamiento del consumidor, pero ahora hay mucha más gente que capta vídeos y fotos, pero también hay más gente que se preocupa por la calidad y la gente joven cada vez más se preocupa por otros aspectos como la composición, la creatividad… Nuestra compañía no busca cuota de mercado, busca calidad, y eso nos aleja del gran público, pero nos parece muy interesante lo que está ocurriendo actualmente. Nosotros ponemos mucho esfuerzo en llegar a las escuelas de fotografía y hacemos muchas promociones para ayudar a la gente joven a introducirse en el mundo Hasselblad.


No hay comentarios

Añadir más