publicidad

Desafiando obstáculos: Los retratos y fotografías de acción de Samo Vidic

Libby Clegg

El fotógrafo deportivo Samo Vidic nos relata su experiencia fotografiando a deportistas de alto rendimiento con discapacidad, entre los que se encuentra el nadador paralímpico Darko Duric. Como fotógrafo profesional, el Embajador de Canon Samo Vidic ha tenido ocasión de fotografiar a los mejores atletas del mundo para firmas y publicaciones de ámbito global, dejando así constancia de los logros físicos y la destreza de una élite deportiva. En su proyecto más reciente ha querido llamar la atención sobre un colectivo de deportistas que en ocasiones puede pasar desapercibido: los hombres y mujeres con discapacidad que han conseguido desafiar todos los obstáculos para alcanzar grandes hitos en aquello que les apasiona.

«En los medios hay muy poca presencia de deportistas con discapacidad», afirma Samo. «Los Juegos Paralímpicos probablemente tan solo reciban el 5% de la atención que se presta a los Juegos Olímpicos. Quería retratar a otro tipo de amantes del deporte, para que la gente reparara en ellos, y contar las sorprendentes historias de su vida.»

Samo, de nacionalidad eslovena, se ha centrado en la fotografía deportiva desde que su frenética carrera comenzó en 1999. Entusiasta del deporte en su juventud y aficionado al fútbol, al tenis y a practicar saltos de esquí, se preparó para ser ingeniero mecánico hasta que descubrió su fascinación por la fotografía.

© Samo Vidic

© Samo Vidic – Embajador de Canon

Entonces pensó en comenzar su carrera como reportero, pero un taller de fotografía deportiva le hizo comprender que sus dos pasiones podían combinarse. «Me gustaba la fotografía, pero también todo lo relacionado con el deporte y el aire libre, así que la idea me sedujo de inmediato», nos cuenta Samo.

«Soy un fotógrafo autodidacta, por lo que familiarizarme con las técnicas para capturar cada deporte supuso un verdadero reto para mí por mucho que disfrutara de ello. Trabajé duro, estaba dispuesto a todo con tal de dedicarme a la fotografía deportiva. En primer lugar me propuse cubrir eventos para un periódico local y poco a poco seguí avanzando. Siempre he procurado apuntar cada vez un poco más alto, de hecho, aún lo hago.»

En su proyecto más reciente Samo ha retratado a un grupo de atletas con discapacidad para llamar la atención sobre su destreza deportiva y los notables obstáculos que han tenido que superar.

Para ello utilizó las cámaras Canon EOS 5D Mark IV y Canon EOS 6D Mark II, así como los objetivos EF 50 mm f/1,2L USM, EF 24-70 mm f/2,8L II USM, EF 16-35 mm f/2,8L II USM y EF 8-15 mm f/4L Fisheye USM. La combinación entre cámaras y objetivos le permitió experimentar con un amplio abanico de posibilidades en cuanto al acercamiento creativo más adecuado para las imágenes, ya que cada una de ellas le ofrecía la posibilidad de emplear aproximaciones técnicas que suponían un verdadero reto: desde estelas de luz a instantáneas subacuáticas.

© Samo Vidic

© Samo Vidic – Embajador de Canon

Para dar forma a sus ideas, Samo fotografió a sus modelos de dos maneras muy distintas. Primero hizo un retrato que revelara la personalidad del modelo y mostrara los retos físicos a los que debe enfrentarse, al que más tarde añadió una dinámica fotografía de acción para atraer la atención sobre el valor, la determinación y las hazañas de cada deportista. Las dos imágenes de cada atleta se presentan como un díptico que muestra las dos caras de su vida.

Para este proyecto Samo fotografió al nadador esloveno Darko Duric, nacido con un solo brazo y sin piernas, así como a Felipe Nunes, un skater brasileño que de niño perdió ambas piernas en un accidente de tren. Estos deportistas comparten protagonismo con otras dos atletas: la escaladora británica Anoushé Husain, nacida sin el antebrazo derecho, y la velocista ciega Libby Clegg, también británica y medalla de oro en los Juegos Paralímpicos.

Las imágenes dinámicas, creativas y visualmente impactantes que componen esta extraordinaria serie fotográfica celebran de principio a fin la personalidad, las habilidades y la voluntad de hierro de un grupo de personas que se han convertido en una verdadera fuente de inspiración.

Caso de éxito: fotografiando a Darko

El nadador con discapacidad Darko Duric ha participado en los Juegos Paralímpicos, se ha proclamado dos veces campeón del mundo y ha batido el récord mundial de 50 metros mariposa de la clase S4 en un alarde de esfuerzo. Al realizar el retrato y la fotografía de acción, Samo intentó que la historia de este deportista se contara por sí misma. «Darko solo tiene un brazo, pero es como si bajo el agua le crecieran alas. Eso es lo que quería mostrar», afirma Samo.

© Samo Vidic

© Samo Vidic – Embajador de Canon

La sesión fotográfica tuvo lugar en una piscina de Ljubljana, en Eslovenia. Darko aparece posando en un trampolín mientras los dos ayudantes de Samo le lanzan cubos de agua desde los lados para formar la silueta de unas alas a su espalda antes de que el agua llegue al suelo. El fotógrafo congeló este movimiento con sus flashes de estudio, habiendo colocado la fuente de iluminación principal a una distancia de tres metros delante del nadador y una segunda fuente de iluminación a una altura de cinco metros a contraluz.

«Había pensado hacer el retrato desde el agua, pero eso me habría situado a metro y medio del modelo y tendría que haber usado un objetivo gran angular para enmarcarlo, algo que no me gusta hacer en un retrato», continúa explicando. «Además, las paredes blancas que había a un par de metros de Darko habrían tenido un protagonismo mucho mayor en la imagen y no habríamos podido conseguir el efecto que se crea con el fondo oscuro a esa distancia.»

No obstante, sí que utilizó su gran angular Canon EF 16-35 mm f/2,8L III USM para sacar la segunda foto: una instantánea subacuática de Darko nadando en la piscina.

Para la fotografía de acción, Samo colocó dos flashes de estudio junto a la piscina para que iluminaran al modelo desde arriba y un tercer flash mirando hacia Darko tras un ojo de buey bajo la superficie del agua. Después se sumergió con su equipo de submarinismo para fotografiar al nadador en acción. La Canon EOS 5D Mark IV se comunicaba con las luces a través de una serie de cables conectados a un transmisor que había dispuesto junto a la piscina.

© Samo Vidic

© Samo Vidic – Embajador de Canon

Samo utilizó la configuración del AI Servo de la cámara para obtener imágenes extraordinariamente nítidas y recurrió al modo de disparo continuo de su Canon EOS 5D Mark IV para obtener 6,5 fotogramas por segundo gracias a su gran rapidez. «Cuando fotografías a un nadador con dos brazos, es más fácil conseguir una buena imagen. Como Darko solo tiene uno, tenía que asegurarme de aumentar al máximo las posibilidades de retratarlo en una posición impactante, por ejemplo, con el brazo derecho extendido hacia delante y el rostro descubierto», nos explica.

«Era la primera vez que usaba una Canon EOS 5D Mark IV bajo el agua, pero todo marchó como la seda. El autofoco funcionó muy bien y todas las imágenes que obtuve eran nítidas, que es lo que cuenta.»

 

Para acceder a los vídeos y saber más sobre los efectos que Samo Vidic creó con su cámara para la serie fotográfica Defying the Odds, visita https://www.canon.es/pro/stories/samo-vidic-photographing-disabled-athletes

 

 

Canon Logo ENG




No hay comentarios

Añadir más