publicidad

Nikon presenta la Df, una D-SLR retro de fotograma completo

Ambiente_Nikon_Df

Los rumores se han cumplido una vez más. Nikon ha anunciado el lanzamiento de la Df, una réflex retro de gama alta que utiliza el mismo sensor que la D4 y que destaca especialmente por su cuerpo de diseño retro que recuerda a las antiguas Nikon de película de 35 mm.

Ambiente_Nikon_Df

En el centro de la Df se encuentra el mismo sensor CMOS de formato FX con 16,2 megapíxeles y el procesador de imágenes Expeed 3 que utiliza la D4. No obstante, esa es la única semejanza con la cámara profesional de Nikon. Este sensor de fotograma completo garantiza unos colores bien saturados y fieles a la realidad y con una profundidad natural, incluso al disparar en el extremo superior del rango ISO, que en este caso alcanza hasta ISO 204.800.

Nikon presume del alto rendimiento de esta cámara, anunciando un tiempo de encendido de 0,14 segundos, un retardo del obturador de 0,052 segundos y una ráfaga de 5,5 fotos por segundo. No obstante, donde de verdad destaca esta cámara es en su diseño retro y en sus controles. La parte superior del cuerpo cuenta con diales que le permiten ajustar la sensibilidad ISO, la compensación de exposición, el modo de exposición y el modo de disparo independientemente, ofreciéndole acceso a todos los parámetros relevantes para capturar fotografías estáticas sin utilizar el menú de la cámara.

Df_top

Nikon afirma que la Df pesa solo 710 gramos sin la batería y está diseñada para resistir condiciones adversas. El cuerpo está sellado para resistir la humedad y el polvo. Por otro lado, la cámara estará disponible en negro clásico, o en plata con motivos negros. La empuñadura texturizada, los diales mecánicos y el panel superior plano se remontan a las emblemáticas cámaras réflex de película de haluro de plata de Nikon, como la F2 y la F3, y, para reforzar el aspecto vintage, los menús presentan un color original de un solo tono.

AFS_50_1 8_SE_b

Otro aspecto destacable de este modelo es la palanca de acoplamiento del exposímetro plegable que permite utilizar sin adaptador los objetivos Nikkor vintage sin AI. Un detalle que deja claro a qué tipo de público va dirigido este producto. Otro detalle es el precio, bastante abultado, ya que con una edición especial del Nikkor AF-S de 50 mm  f/1.8G costará 2.900 euros.
www.nikon.es