publicidad

Mantén a salvo tus fotos, compártelas y accede a ellas desde cualquier sitio con Drobo 5N2 (parte 3)

Hasta ahora hemos conseguido poner el Drobo en marcha, pero aún no podemos utilizarlo fuera de la propia red doméstica. Para cambiar la situación y empezar a disfrutar de todo su potencial, deberemos registrar el equipo, crear cuentas de usuarios distintas de la del administrador (si lo van a usar más personas y se va a dar acceso a terceros), así como instalar las principales apps de este magnífico NAS.

Todo el proceso es realmente sencillo, y no lleva demasiado tiempo. Además, si en algún momento te falta realizar alguna de los pasos, el propio Drobo te informa de lo que necesita para poder hacer bien su trabajo.

Vamos manos a la obra.




No hay comentarios

Añadir más